Haz un marcalibros:

Los marcalibros son muy útiles para recordar en qué página hemos dejado nuestra lectura. Además puedes hacerlos tú mismo con muy poco esfuerzo. El que ves a la derecha consta de dos partes: la figura de la niña, y la tira de detrás, que va pegada a la figura.

Engancha el marcalibros como si fuera un clip, con las piernas por delante de la página del libro y la tira por detrás.

Para hacer un marcalibros como este, sigue los siguientes pasos:

Piensa en un personaje que te guste (puedes hacer un marcalibros para cada libro que leas e intercambiarlos con tus compañeros/as.

  • Dibújalo en una cartulina y coloréalo.
  • Pégale una tira de cartulina por detrás.
  • Ya está ¿ves qué fácil?

Si te gusta el del ejemplo, puedes descargar el modelo en formato PDF

<< volver al índice