11.- EL ARTE RENACENTISTA

 UN NUEVO ESTILO ARTÍSTICO 

El cambio de mentalidad trajo consigo un nuevo estilo artístico, el estilo renacentista que buscaba su inspiración en el arte clásico de la Antigüedad.  Los artistas recuperaron la simplicidad de las formas clásicas   huyendo de la decoración sobrecargada del mundo gótico. El ser humano se convirtió en el centro del arte y se preocuparon por plasmar un ideal de belleza.

Se distinguen dos etapas:

  • El Cuattrocento, que se desarrolla en el siglo XV y cuyo gran centro cultural fue Florencia.

  • El Cinquecento, corresponde al siglo XVI y su principal foco fue la ciudad de Roma, extendiéndose por toda Europa.

En la edad Media el artista era un artesano que no firmaba sus obras; esta situación cambio radicalmente en el Renacimiento. Los artistas firmaban su  obra y buscaban  éxito y  reconocimiento  con ella. Además los artistas poseían una gran cultura y cultivaban varias disciplinas, fueron escultores, pintores, arquitectos, incluso inventores y científicos.

 

Para poder desarrollar su labor de  los artistas contaban con la ayuda de mecenas, personas pudientes que  financiaban las obras y protegían a los autores.

Cinquecento

 

 

 

 

 

Cuattrocento

  palacio de los Medicis

 LA ARQUITECTURA

Los arquitectos renacentistas recuperaron el uso  los elementos clásicos: arco de medio punto, frontones, bóvedas y columnas clásicas (dóricas, jónicas y corintias) que sustituyen totalmente a las formas góticas.

Los edificios toman proporciones mas bajas, porque deseaban adaptarlas a las proporciones del ser humano. Los edificios se decoran de forma sencillas y austera.

En el Quattrocento destaca por encima de todos Brunelleschi, primer artista completo pintor, escultor y arquitecto autor entre otras obras de la cúpula de la capital de Florencia, Sus obras fueron imitadas por toda Europa.

En el Cinquecento por encima de todo sobresale la construcción de la Basílica de San Pedro en cuyas construcción participaron tres de los arquitectos mas famosos de la época: Miguel Ángel, Bramante y Maderno.

Il Duomo Florencia

Basílica San Pedro

 LA PINTURA

La pintura renacentista se caracteriza por la búsqueda de la perspectiva. El color, las escenas y la perspectiva se utilizan para crear diferentes planos y dar sensación de profundidad.

La fuente de inspiración es la Antigüedad clásica, el cuidado por las proporciones de las figuras y las búsqueda del ideal de belleza.

Los temas de los cuadros se amplían y además de los temas religiosos se representan escenas mitológicas, retratos y desnudos.

En el Cuattrocento destaca la obra de Boticelli por su perfección en el dibujo y la captación de la idea de movimiento.

 

Pero es en el Cinquecento donde la pintura alcanza sus más altas cuotas de perfección con  Leonardo da Vinci (La Gioconda, La última cena),  Miguel Ángel (frescos de la capilla Sixtina), Rafael (Escuela de Atenas, Stanza della Signatura,..) y Tiziano ( de la escuela veneciana : retratos y cuadros mitológicos y religiosos)

 LA ESCULTURA

La escultura también siguió los modelos de la Antigüedad clásica, prestando especial atención a las proporciones y al estudio anatómico de los personajes lo que hizo proliferar los desnudos. Fueron también muy abundantes los retratos y las estatuas ecuestres.

La mayor parte de la esculturas se realizan en bronce y en mármol y entre los artistas más importantes destacan:  Ghiberti  ( puertas de baptisterio de Florencia), Donatello (con su obra el David) y por encima de todos ellos el  extraordinario escultor de Cinquecento Miguel Ángel Buonarroti con sus obras maestras: el Moisés el David y La piedad.

el Moisés de

Miguel Ángel

 LA EXPANSIÓN EXTERIOR

El estilo renacentista se extendió desde Italia al resto de Europa, sin embargo sus ideas no triunfaron por igual en los diferentes países. En muchos países el gótico continuó dominado la agricultura hasta el siglo VII. La gran figura del renacimiento fuera de Italia fue Alberto Durero (Adán y Eva y La Adoración de la Trinidad) que introdujo el estilo renacentista en Alemania.

En España las ideas renacentistas no cuajaron definitivamente hasta el siglo XVI. En arquitectura el gótico continuó siendo el estilo dominante utilizándose las nuevas ideas sólo en construcciones muy concretas como en el Palacio de Carlos V en Granada y la catedral de esa misma ciudad.

La arquitectura renacentista española se desarrollo en dos estilos:

  • el estilo plateresco, con decoración delicada y abundante con obras como la fachada de la Universidad de Salamanca.

  • el estilo herreriano,  (Juan de Herrera) sobrio y austero representado en la obra del Monasterio del Escorial.

La escultura recibió claras influencias renacentistas si bien con una orientación claramente religiosa destacando el escultor palentino Alonso Berrugete.

Durero

En pintura el Greco sobresalió por encima de todos, con sus retratos y obras religiosas realizadas con un estilo muy personal. ( Entierro del conde Orgaz y El caballero de la mano en el pecho).

EL ARTE EN EL RENACIMIENTO

BASÍLICA

 SAN PEDRO

UN GENIO RENACENTISTA

RENACIMIENTO ARTÍSTICO

VIDEO:

EL GRECO